24/9/19

El último choro del puerto...





Uno de los “personajes” más reconocidos de la zona histórica de Valparaíso nos ha dejado, quizás el nombre de José Luis Ávila Contreras no resuene mucho entre quienes conviven y transitan por el sector más popular del Barrio Puerto; pero si hablamos del Luchito o el Cojo Lucho, seguramente muchos de los porteños que diariamente trabajan y circulan por los sectores de La Matriz y la Plaza Echaurren sabrán de quien nos referimos.
Nacido en la ciudad de Yumbel, un 15 de marzo del año 1955, nuestro recordado Luchito desde muy pequeño debió convivir con la tragedia, ya que a la edad de 8 años, perdió su pierna izquierda en un accidente producido por el paso del ferrocarril; según él contaba, este lamentable hecho ocurrió como consecuencia de una jugarreta de niños.
Con los años, y una vez llegado a Valparaíso, debió desarrollar varias actividades para poder sobrevivir;  fue lustrabotas, mariscador, entre otras ocupaciones informales propias de la calle. También sabemos que tuvo una esposa y una hija, la Totó y la Toti, como eran conocidas; pero ambas partieron de este mundo antes que él; una pena que él siempre compartía con aquellos que lograban conquistar su confianza.
Su vida, sin lugar a dudas, fue muy diferente a la de la mayoría de las personas, y no estuvo exenta de complicaciones; incluso, nuestro aludido Luchito, tuvo que vivir la dolorosa experiencia de pasar un tiempo en la cárcel;  lo cual lo hizo ser un reconocido personaje entre los “bajos mundos” del Barrio Puerto.
Con el paso de los años,  decidió asentarse en un pequeño sitio eriazo ubicado entre calle Blanco y Cochrane, en medio de un par de edificios, muy cercano al sector de la Aduana; ahí, durante varios años tuvo una pequeña vivienda que lo cobijaba del frío y la lluvia en el invierno, y que le otorgaba refugio durante el resto del año, siempre acompañado de su fiel perrito. Imposible dejar de destacar la notable “habilidad” que tenía Luchito para treparse por la pandereta, ayudado solo por su inseparable muleta, y así poder ingresar y salir de su morada.
En estos últimos años de su vida, él supo vivir gracias a la caridad de los transeúntes, conocidos y amigos que circulan diariamente por estos lares; principalmente era habitual verlo pedir limosna a la salida de la fiambrería Sethmacher, en la plaza Echaurren, a la entrada de la calle Serrano, y en los alrededores de la plaza Sotomayor (especialmente en los veranos).
Afortunadamente, Luchito siempre se las arreglaba para tener lo necesario para sobrevivir el día a día; conocida fue su constante presencia a la entrada del restaurante Los Porteños, lugar en el que era común encontrarlo a la hora de almuerzo disfrutando de una comida caliente y reparadora, esto debido a sus buenas “relaciones públicas” con los trabajadores de aquel local. Asimismo, la corporación Remar y el comedor comunitario 421 de la iglesia La Matriz, fueron dos de sus destinos habituales en donde podía recibir su alimento cotidiano y vestimentas.
Nuestro célebre amigo no estuvo exento de alguna crónica o reportaje, debido a su calidad de personaje popular; recordada es una entrevista otorgada al diario La Estrella de Valparaíso, en el que fue catalogado como “el último Choro del Puerto”; incluso en el año 2015, nuestro ilustre amigo, fue el protagonista de un video musical producido por la banda porteña Molo.
Pero lamentablemente, el hecho de vivir expuesto a temperaturas bajas durante la noche, y la falta de comodidades y condiciones básicas de vida para cualquier ser humano, hicieron que la salud de Luchito fuera mermándose en estos últimos meses de su vida; aunque logró recuperarse de una grave anemia, que lo tuvo muy delicado a principios de este año; no pudo sobreponerse de una complicada neumonía que finalmente lo llevó a la muerte el pasado día 18 de julio del 2019.
Así se apagó la vida de nuestro estimado amigo, quien a pesar de su poca educación (era analfabeto), solía estar siempre disponible para una buena charla, especialmente con aquellos que, más allá de ofrecerle un donativo o un saludo, se animaban y se daban el tiempo de compartir una buena conversación.
Se extrañará su apacible caminar por estos lugares llenos de nostalgias, su característico golpeteo al transitar por los rincones de este Puerto mágico, en donde cada cierto tiempo, se van apagando las vidas de quienes supieron convivir con las alegrías y tristezas propias de la indigencia… pero quiero creer que quizás el Luchito no se ha ido completamente, y que solo está por ahí, escondido, esperando que alguien lo salga a buscar y le dé la oportunidad de poder decir, al igual que el nombre del video musical que protagonizó para la posteridad:
“Un, dos, tres por mí!”

Dedicado a nuestro querido amigo José Luis Ávila Contreras, o simplemente “el Luchito”.

Equipo Ecomapu.

Texto: Esteban Tacul
Edición: Cristian Uribe
Foto: Ayrton Pereira

7/12/18

Valparaíso gay friendly...


En el marco de la Primera Expo Diversidad que se realizará muy pronto en la Estación Mapocho, Santiago, hemos decidido crear esta nota sobre el destino Valparaíso y su permanente relación con las personas LGBTI+ nacionales y viajeros del mundo…
Todos los puertos del planeta ligados a la primera etapa de la globalización, que comienza en la época de la Revolución Industrial, formaron parte de forma automática de un intercambio cultural de grandes proporciones y dentro de este proceso comienza la apertura de diferentes lugares para la “recreación” de los marinos, trabajadores portuarios y viajeros. En Valparaíso este fenómeno de la época comienza a desarrollarse muy fuertemente en el siglo XIX, cuando el puerto de Valparaíso iba desarrollándose exponencialmente a una velocidad que ni las ciudades más ricas de Chile han podido igualarla a la actualidad; la enorme cantidad de barcos comerciales, militares, diplomáticos y civiles en general, llegados principalmente en la segunda mitad del sXIX, catapultó a Valparaíso como un puerto de importancia internacional y por ende el Barrio Puerto debió dar cabida a toda clase de personajes y dentro de este grupo estaban estos viajeros con gustos particulares que llevaron a la creación de “burdeles”, night clubs, casas de remolienda y bares de todo tipo, era bien sabido en ese gran circulo que habían personas "uranistas" o “gays”, a los cuales se les servía sin distinción pero para otros servicios, sexuales por ejemplo, eran evidentemente clandestinos o se usaban códigos de seducción muy particulares para llevar a cabo sus intenciones. La información sobre la realidad de las personas LGBTI+ de la época es muy limitada o inexistente, ya que se invisibilizaba toda persona o actividad ligada a esta comunidad. A principios del s. XX esta tendencia se hace más visible con la llegada de los años locos, el "charleston" y el tango francés eran la moda máxima y en un principio el tango era solo bailado por parejas de hombres, en esta época se vió algo más que parejas de hombres bailando tango si no que también toda una serie de actividades nocturnas que hacían gala de albergar grandes artistas como las nacientes vedettes de pasarelas, magos, cantantes y actores que muchos de ellos estaban relacionados con la vida homosexual, orientación que pasa a ser algo menos “clandestina” y  donde comienzan a aparecer ciertos clubes exclusivamente masculinos y mismo algunos caserios como el Conjunto Montgonfier que existió en el Cerro Panteón, donde vivían solo hombres, en su mayoría artistas y que mucha gente sabía que ahí era un lugar de “uranistas”, “maricones”, o simplemente homosexuales, este último término creado a principios del s.XX y que claramente era mal visto en la sociedad en general, pero como Valparaíso era puerto internacional, la gente de mundo ya lo aceptaba como algo poco común pero “normal”…. Aparecen los primeros saunas, baños de vapor, baños públicos, gimnasios que ya a mediado del s.XX eran usados por todo el mundo. En el comienzo de la “decadencia” económica de Valparaíso, crece el interés en general por lugares bohemios y bares como El Liberty, El Scandinavian, El Roland Bar y en especial donde se sabía que el contacto entre hombres se hacían en habitaciones perfectamente aisladas y escondidas, era La Casa Amarilla. A la llegada de la dictadura militar este movimiento nocturno comienza a extinguirse por volverse completamente ilegal, salvo excepciones que siguieron funcionando clandestinamente como el Flamingo Rose, que aún trata de sobrevivir entre calle Bustamante y Cochrane con una larga historia en el barrio chino, zona conocida por haber sido lugar de prostíbulos de toda clase.
Al retorno de la democracia, la libertad comenzó a sentirse en la sociedad y los clubes nocturnos LGBTI+ comenzaron a proliferar en pequeña escala nuevamente, pero en 1993 la tragedia hizo remecer a la comunidad...
“El fuego encendió nuestro espíritu”. Eso escribió Pablo Simonetti, en la placa recordatoria de las 16 personas que murieron en la discoteca gay Divine en Valparaíso, el 4 de septiembre de 1993 que inspiró a estudiantes, artistas, políticos y activistas a manifestarse de una u otra forma. 
“Por un lado, me interesó esta discoteca que se quema y, por otro, el rollo hipócrita terriblemente arraigado en nuestra cultura”, dice Castro. “Hubo personas que sobrevivieron y nunca fueron a buscar sus autos, porque no querían que los vieran ahí. Una familia de Viña, incluso, no recogió a su hijo de la morgue para que el resto no supiera que era homosexual o que estaba metido en el lugar, porque, para todo el mundo, en la Divine se quemaron puros maricones”. Matías Bize, realizador de cine.
“En Chile, las ideas tradicionalmente asociadas a la homosexualidad no fueron cuestionadas pública y consistentemente, sino a partir de la década del noventa. Hasta ese momento era parte del sentido común que se considerara a las personas homosexuales como trastornados mentales, incluso en círculos académicos.” (CONTARDO, 2011, p 23)
Pero a partir de esos terribles hechos la diversidad se fortaleció, luchando por sus derechos y así fue creciendo el circulo de apoyo a esta comunidad…
Nace “Doctor No”, actual Pagano…*“En  Valparaíso  no  teníamos  dónde  ir.  Se  necesitaba  un  lugar  para  carretear  sin  problemas, dónde cada uno se vistiera o se mostrara como quisiese. Por eso la Carola comenzó a hacer fiestas  en  ese  local,  dónde  invitaba a todos  los amigos  y  nosotros  nos  encargábamos  de difundir, pegando carteles por todo el barrio puerto. Las fiestas se llenaban, fueron todo un éxito. Era  rico, había mucha  gente  diversa,  cada  uno  en  su  onda,  pero  se respiraba  un  aire de libertad, de respeto. Esos fueron los orígenes de Pagano. Allí mismo, dónde hoy está.” (Jorge, frecuentador, Valparaíso, julio de 2012). Hoy el Pagano en su nueva ubicación es una visita obligada por la comunidad nacional y ahora internacional.
 
Texto: *Seminário Internacional Fazendo Gênero 10 (Anais Eletrônicos), Florianópolis, 2013. ISSN2179-510X PAGANO: REFLEXIONES SOBRE MERCADO Y VISIBILIDAD GAY EN VALPARAÍSO, CHILE. Rodrigo Azócar
Hoy, en pleno siglo XXI, Valparaíso es reconocida por haber albergado toda una bohemia que iba desde la más alta calidad hasta la más humilde, naciendo aquí un sinfín de bares, albergues, espectáculos e diferentes expresiones artísticas que, incluso la UNESCO la reconoció como dentro del enorme paisaje cultural que tiene esta ciudad-puerto, sin duda también un clásico lugar para la comunidad LGBTI+ desde hace muchísimo tiempo y que en la actualidad está más vigente que nunca...
Lugares en Valparaíso donde la comunidad LGBTI+ puede estar tranquilamente como espacios, alojamientos, actividades y lugares Heterofriendlys hasta el Gayfriendlys...hasta en las fondas de nuestras Fiestas Patrias en el Alejo Barrios, encontrarán espacios de la comunidad LGBTI+ para *todes, donde en uno de ellos la anfitriona es la primera consejal trans de Chile, Zuliana Araya fue elegida concejal de Valparaíso el año 2012 para el periodo 2012-2016 con 3540 votos, lo que marcó un hecho inédito en la historia electoral de Chile al ser la primera persona transgénero en ser elegida en Valparaíso.
*Todes = Todos, en lenguaje inclusivo.

6/1/18

Bike tour Valparaíso


Tour en bicicleta por Valparaíso.

Fácil  manejo por poseer un sistema de asistencia eléctrico.

Reservas: info@ecomapu.com +56 9 93556748

16/7/17

Barrio chino / Barrio puerto, Valparaíso...

Es el barrio en torno a la Plaza Echaurren, Plazuela san Francisco  y  la Matriz, a los pies de los cerros Arrayan, Santo Domingo, Toro y Cordillera. Era el centro de la vida nocturna porteña. Talvez la primera descripción se debe al teniente ruso N.Fesun en el relato de su viaje alrededor del mundo en la nave “Morzh” “Aquí está el paraíso de los marineros y todas sus tentaciones. Tres cerros están llenos de arriba debajo de casitas y están unidos entre sí por las estrechas calles sinuosas y los innumerables callejones que forman un laberinto. Los coches no pasan por acá, los faroles de gas son pocos, el control policial es difícil y en las noches en estos barrios improvisados se ven tales escenas que podrían darle un tema rico e inagotable a Mariette y Cooper; escenas, a las que vale la pena echarles una mirada a pesar de que a veces esta curiosidad puede salir muy cara. Las tabernas, botillerías y establecimientos de diversión de la clase más baja se encuentran, aquí con una abundancia impactante, gracias al clima cálido, todas las puertas están abiertas de par en par, marineros de todos los países del mundo llenan las guardias hasta el tope; los interiores de las casitas de cartón están alumbrados, y ante las puertas y en las esteras están sentadas miríadas de mujeres; por todos lados se escuchan gritos, alborotos, cantos, injurias en todos los idiomas…” Fesun estuvo en Valparaíso en Septiembre de 1861 y su relación fue publicada en 1863 como suplemento al Anuario Marítimo del Ministerio de Marina ruso.

En el barrio solían producirse disturbios descomunales. Un solo ejemplo representativo. El 16 de Octubre 1891 en el sector de Calle Clave y Márquez hubo una verdadera batalla campal en la que participaron 127 marineros norteamericanos del USS Baltimore, chilenos, daneses, ingleses y alemanes. Resultado final: dos norteamericanos muertos, decenas de heridos. La fenomenal gresca provoco una amenaza de guerra del Presidente Harrison y la movilización de la flota norteamericana hacia el territorio nacional. Chile se vio obligado a presentar excusas.

Estos enfrentamientos, aunque no de tal magnitud, siguen siendo habituales en el barrio del puerto hasta mediados del siglo pasado.

Entre los locales más populares estaban el Roland Bar (fundado en 1901 por Esteban Papic), el American Bar (“¡Suu caasa!”), el Rock and Roll. Famosos eran los prostíbulos como “Los siete Espejos” “El 69”, la “Casa Amarilla” (territorio gay en calle Clave). Abundan los bares, locales de baile, botillerías, restaurantes, mendicidad, vagancia. Al alcohol se han sumado las drogas. Aunque prácticamente ha desaparecido la vida nocturna de antaño.

Las calles más importantes eran Clave, Cajilla, Márquez.
“y junto a esa plaza Echaurren está el barrio Chino del Puerto, con sus cabarets, como el Zeppelin, llenos de color”. Augusto D’Halmar , Valparaíso y sus cerros de Nochebuena...

Texo: Sebastián Henríquez Capetillo

10/6/17

Fuerte Castillo San José de Valparaíso.

1692-1822

Cuando se menciona la palabra “castillo” generalmente nos hacemos una imagen visual de la época medieval, con señores feudales y valientes caballeros provistos de armaduras quienes con honor e hidalguía protegían a los suyos ante cualquier amenaza externa (incluso de dragones.). Pero en esta oportunidad no necesitamos irnos a lugares tan lejanos para contarles la historia de un castillo ya que este artículo hace referencia a uno que fue construido nada más y nada menos que en nuestro patrimonial Valparaíso, por allá a fines del siglo XVII. Aunque para ser fiel a los hechos se debe aclarar que en realidad nos referimos a un fuerte colonial construido a manera de defensa de la ciudad ante posibles ataques de corsarios y piratas: el otrora “Fuerte Castillo San José”, el más grande jamás construido en Valparaíso. Como antecedente el pirata judío-holandés George Spilbergen, ataca Valparaíso el 12 de junio de 1621, saqueando y quemando el poblado, una de las razones principales para comenzar el proyecto de este gran fuerte.

Corría el año 1682 cuando el Gobernador del aquel remoto Valparaíso, don José de Garro (asimismo Corregidor de Quillota) arriba al puerto con la misión de construir un gran fuerte en la ciudad, pero a pesar de ser él mismo un gran ingeniero militar, para concretar dicha gran empresa, se acuerda la llegada de don Juan de Herrera, hijo del Gobernador de Buenos Aires quien por esos años resulta ser un experto en construcciones militares. El lugar escogido fue la puntilla del cerro Cordillera, según la descripción de la época se informaba que: “el fuerte se levantaría en el cerro que está entre las quebradas de San Francisco y de San Agustín. Es un cerro con paredes bastantes abruptas pero con una gran explanada en su cima; el roquerío y la playa (calle Serrano) que conducen al sector de San Agustín (plaza de Justicia) se rellenará y será la base de una batería baja”. Y, en propias palabras de don Juan de Herrera: “se construirá un gran castillo que ocupará todo el cerro, todo el sector Norte, en la zona alta se instalarán los cuarteles, la capilla, el polvorín, la cárcel, el cementerio, en fin todos los servicios; luego, un camino de caracol (calle Castillo) unirá esta zona con la parte baja, en el sector del embarcadero (plaza Echaurren), donde estará la portada, la casa del Gobernador, la guardia y, por la costa, junto al mar, un murallón o planchada (calle Serrano) con baterías bajas. También se proyecta traer agua por un canal desde la quebrada de San Agustín, parte alta (José Tomás Ramos con camino Cintura), cruzando los cerros que están al respaldo de la fortaleza (calle Canal).
Se tardó alrededor de una década finalizar tan monumental obra y durante ese período el contingente de operarios que estuvo trabajando en la construcción produjo un nuevo movimiento en la población, claro que el mejor negocio lo hicieron las tabernas que se fueron instalando en la zona de la quebrada de San Francisco (actual calle Clave), de ahí que dicho barrio tomara ese carácter bohemio tan característico incluso hasta nuestros días.

Archivos Estatales de España. mecd.es 

Si bien a la época ya existían dos fortificaciones, la batería San Antonio (cerro Artillería) y el fuerte de La Concepción (en el cerro del mismo nombre), seguramente debe haber sido todo un acontecimiento para el residente de aquel naciente y rudimentario Valparaíso de entonces presenciar tan magna edificación. En palabras de la época se cuenta que: “Todo lo que es construcción está determinado por la mole del Castillo de San José, en su base, sobre la plazoleta (Echaurren) y entre el portón de acceso (Castillo esquina Clave) y la Planchada (Serrano), está la residencia del Gobernador, su planta baja es sólida y maciza, con solo dos pequeñas puertas; el piso superior tiene tres balcones cerrados con celosías, según dicen es lo que se usa en Lima (…) corre un río de mercaderías, de España, de Francia y hasta de Oriente, mucho, muchísimo contrabando, pero casi nada queda en Valparaíso, aquí todavía no abunda el lujo”. Toda la mercadería que entraba a este puerto llegaba por el camino al castillo, ingresaba por el portal en la parte alta, se revisaba y medía la carga, se clasificaba y se pagaba tributo en el castillo autorizandose con el sello de puerto hacia su destino; la calle Castillo de Cerro Cordillera que aún existe, fue la primera carretera comercial entre Valparaíso y Santiago.

Guillet & Musso 1712

Todos sabemos, nuestra ciudad-puerto no es ajena a los movimientos telúricos y fue así que en el año 1730 un gran terremoto, acompañado por un tsunami, provocó la casi destrucción total del fuerte Castillo San José, aunque posteriormente fue reparado y reconstruido por un eximio visitante venido desde Europa; el ingeniero militar, topógrafo, científico, naturalista y explorador francés Amédée-François Frézier, quien además fue urbanista, grabador, dibujante y cartógrafo. Como dato anecdótico, es probablemente debido a él (su apellido) que se le da el nombre de “Fresa” a la conocida fruta descubierta en Chile y luego introducida a Europa por él mismo (nuestra popular Frutilla). Pero volviendo a la historia de nuestro afamado castillo, todo debe tener su fin, y fue así como el terremoto que afectó a Valparaíso el año 1822 destruyó definitivamente el fuerte, cayendo incluso parte del cerro Cordillera hacia la playa. Justamente esta gran cantidad de escombros fue utilizada para comenzar a compactar aquel espacio arenoso y construir la explanada que con el tiempo se transformaría en la primera calle comercial de Chile, la actual calle Serrano.
Unos años más tarde, al lotearse y venderse estos terrenos, sería el escocés John Norbert Mouat & Walters (relojero, óptico y aficionado a la Astronomía) quien construiría su residencia sobre los cimientos de lo que una vez fuera el fuerte Castillo San José. Casona inaugurada el año 1842, y que un año más tarde albergaría el primer telescopio de Latinoamérica. Pero esa es otra historia, la cual ya ha sido abordada por Ecomapu en un artículo anterior.
Los invitamos a visitar nuestra página para continuar aprendiendo y descubriendo la rica historia de nuestro Valparaíso patrimonial.

Fuente: “Valparaíso Intrahistoria” de Raúl García Fernández
Texto redactado y editado por Esteban Tacul   
Valparaíso, junio 2017

7/9/16

La Escalera de los Deseos de Valparaíso.



Escalera de los Deseos, Paseo 21 de Mayo, Valparaíso.



La escalera Mutilla ubicada al final del Paseo 21 de Mayo, bajo la casa del legendario Osvaldo “El Gitano” Rodríguez  y que da al cerro Playa Ancha, fue habilitada en 1915 para unir este paseo con el “Barrio Inglés” de avenida Gran Bretaña.  Esta escalera lleva el apellido del Ingeniero 2° Vicente Mutilla quién nació en 1847, este personaje de la historia de Chile fue en su niñez condiscípulo con Arturo Prat Chacón (héroe chileno de la Guerra del Pacífico) y en la adultez se dedicó a estudiar mecánica de maquinarias a vapor que lo llevaría a ser parte de la tripulación de La Esmeralda donde fallece víctima de una explosión en el Combate Naval de Iquique el 21 de Mayo de 1879. Pero esta escalera desarrolló una historia porteña muy diferente a la suerte de este marino chileno, dice la creencia popular del mismo barrio, que si usted usa por primera vez esta escalera debe pedir un buen deseo, este no se puede contar a nadie en la vida hasta que se realice y si esto sucede, antes de contárselo a cualquier persona, debe volver a esta escalera para relatarle a viva voz lo que deseó. Si llega a Valparaíso a conocer el Paseo 21 de Mayo, y ve alguna persona hablando, murmurando o charlando con la escalera es porque un deseo se la ha cumplido…cuidado con lo que desea, puede que tenga que volver a la ciudad patrimonial a hacer un trámite con esta escalera...

"Valparaíso Te Amo", Playa Ancha
info@ecomapu.com
Wsp: +56995107772

16/6/16

Art gallery Valparaiso "Espacio Rojo"

 Espacio Rojo art gallery is a space located at the heart of the heritage site in one of the most cultural and artistic cities in Latinamerica. The gallery on its permanent collection showcases the best of Chilean creativity and it has an emphasis on paintings from prominent Chilean painters among with a group of designers and artisans. Our aim is to support the local scene and give the visitors the opportunity to admire and acquire art  and one of a kind pieces from people who make a living out of his work and are part of every region on the creative scene in Chile.

Galería Espacio Rojo es el 5º proyecto de arte que realiza su creador,  Cristián Vega Rojo, curador y artista visual, quien continúa trabajando en la línea pictórica contemporánea.Este espacio se inserta en una casona patrimonial de la década del 30, a pasos del museo de bellas artes Palacio Baburizza, junto al palacio Astoreca y ascensor el Peral, en pleno corazón del casco histórico de Valparaíso.Entre sus artistas residentes destacan importantes exponentes de la escena artística actual en Chile, entre ellos,  José Benmayor, Matías Santa María, José Fernández Covich, Caterina Oxley, Carlos Vidal., por mencionar algunos.Espacio Rojo busca convertirse en un referente de la escena creativa contemporanea para Chile y ser una ventana que promueva lo mejor del arte y la creación nacional para el mundo.

CONTACTO:
Miramar 175
Cerro Alegre,Valparaíso Chile
Tel: 056 32 3240437
cristianvega@hotmail.com
www.galeriaespaciorojo.com

La ville de Valparaiso au Chili, préparez votre voyage au Chili


Bienvenue à Valparaiso, la ville classée comme patrimoine de l'Humanité.

Il s'agit d'un balcon coloré avec vue sur l'océan Pacifique et sur la capitale culturelle du Chili, un pays " tri continental " et le plus austral au monde.
Dans la Région et zone métropolitaine de Valparaiso, entre les hauts sommets de l'Aconcagua, les vignobles, les vallées fertiles et le bleu profond de l'horizon de l'Ile de Pâques, la tradition et la modernité coexistent de même que le sens de la fête et de l'amusement, l'esprit de bohème et la gastronomie.
Une situation privilégiée qui fait de Valparaiso et de son port la porte d'entrée du pays et une des destinations les plus importantes du Pacifique Sud.
Une ville au climat tempéré qui permet de jouir durant toute l'année d'expériences uniques en parcourant la vieille ville, tout en sentant l'esprit de Pablo Neruda, en contemplant la vie qui se déroule au milieu des échelles, des ascenseurs, des belvédères et les promenades.
Découvrez sa culture, ses habitants, son style de vie, son dynamisme et sa créativité et ses logements de rêve.
Sentez l'enchantement patrimonial de son architecture, de ses maisons datant de la fin du 19 ème siècle, des lieux qui éblouissent par leur beauté architecturale, tant intérieure qu'extérieure, dans la ville la plus colorée au monde: Vaparaiso!


Une expérience vraiment fascinante pour ceux qui auront choisi cette ville, comme destination dans notre pays.
Classiques ou contemporaines, les alternatives sont nombreuses et s'étendent du classique Bed and Breakfast et auberges aux hôtels , boutiques urbaines ou parties intégrantes du patrimoine.
Tout est unique. Nous prenons soin de chaque détails dans le service hôtelier et durable, une garantie qu'octroit la certification S de qualité.


Valparaiso , art urbain. (Street art)
Valparaiso est la ville de l'Art, de la couleur, des contrastes, ville où vit la créativité et où s'est ancrée l'imagination. C'est de cette façon que l'âme de Valparaiso s'est illustrée, libre et parfois folle.
Une géographie folle, aux rues en pentes raides et passages labyrinthiques, qui se montre au visiteur comme un lien rempli d'expressions qui racontent ce réalisme en moments magiques. Une ville culturelle et mondialement reconnue pour son caractère cosmopolite.

Les graffitis, street art et "muraux", certains anonymes d'autres signés, forment partie intégrante de cet imaginaire culturel et social existant à Valparaiso. Des jeunes artistes locaux ont librement récupéré des espaces publics et façades à travers toute la ville. Des œuvres urbaines ou de la rue qui au cours du temps ont réussi à gagner l'acceptation, la tendresse et le respect des habitants, se convertissant â ce jour en un fascinant circuit culturel en plein air.


Depuis les traditionnelles ruelles du quartier Barrio Puerto aux sites enchanteurs qu'offre le Cerro Alegre, le déjà mythique Cerro Cárcel et le fameux Cerro Polanco, il est possible d'apprécier une partie du travail qui a déjà fait le tour du monde en images.


 

Balades touristiques gratuites par Valparaiso Te Amo

Free walking tour Valparaíso Te Amo, Barrio Puerto.

Rejoignez-nous pour une balade à pied à travers la citée de Valparaíso et son riche patrimoine historique, architectural et culturel. Accompagné de nos guides locaux, vous découvrirez l'histoire de la ville et de ses collines, ses maisons colorées, ses gens, leur vie de quartier. Déambulez avec nous dans ses escaliers, entre ses tours, au pied de monuments reconnus par l'UNESCO. Empruntez ses vieux ascenseurs et laissez vous surprendre par ses œuvres de street art.
Sans réservation. Point de rencontre: Tous les jours Place Sotomayor, à l'entrée du monument de la marine nationale. Rdv: Midi! Cherchez les guides habillés d'un t-shirt vert. 

Free walking tour Valparaíso Te Amo, Playa Ancha.

Une balade à pied pour découvrir le riche patrimoine architectural du quartier Playa Ancha, méconnu quoique le plus vaste de Valparaiso. Accompagnés de nos guides locaux venez découvrir sa célèbre avenue Gran Bretaña, le passage 21 de Mayo, ses anciens édifices et ascenseurs qui font le charme de ce quartier fondé au début du 20eme siècle et qui semble comme suspendu dans le temps.
Sans réservation. Point de rencontre: TOUS LES JOURS, Place Sotomayor, à l'entrée du monument de la marine nationale. Rdv: à 10h30. Cherchez les guides habillés d'un t-shirt vert. 


Plus d'information sur notre site: www.ecomapu.com 
Nous contacter: 
+56 9 95107772